Señor Jesús, vence mi dureza con tu dulzura. Que mi corazón tan frío para amarte pueda acoger el ardiente Amor de tu Corazón. LMH I, 177

Un despertar...año nuevo, vida nueva

Enero y Febrero 2018

Este principio de año nos hace acoger un texto de Pedro Vigne que nos recuerda cómo es fácil bajar los brazos, vivir una cierta rutina, una « costumbre » que no forzosamente es dinámica.

Empezar el año más « despiertos » sería una buena resolución, sin quedarnos en el punto de partida… Doce meses están delante…para vivir atentos y determinados como el pájaro listo para volar, a pesar del alambre de espinos.

iconepdf Visualización en pantalla completa