Del lado del Oríente

Cuaresma y Pascua marcan estos dos meses y nos acompañan para vivir les realidades humanas

del cotidiano, a veces feliz y otras difícil, donde se mezcla la incertidumbre del futuro, la

enfermedad, la soledad, y la muerte de los que compartían nuestros días y proyectos…El Misterio

Pascual es un misterio de muerte y Vida. Él de Cristo, que nos llama a vivirlo también. No está mal

tenerlo presente…cuando todos medias nos dicen y repiten el coronavirus y su amenaza que se

extiende por todo el planeta…y nos tiene en gran parte aislados.